NUESTRA VIDA EN LA BORGOÑA - HORARIOS: 22’30 h - IDIOMA: FRANCÉS
  • Pincha en la imagen para ver el trailer

    Título original: Ce qui nous lie

    Duración: 113 min.

    Director: Cédric Klapisch

    Reparto: Pio Marmaï, Ana Girardot, François Civil, Jean-Marc Roulot, María Valverde, Karidja Toure, Yamée Couture, Florence Pernel, Eric Caravaca, Jean-Marie Winling, Tewfik Jallab

    País: Francia

    Clasificación: Pendiente de calificar

    Género: Drama

    Idioma original: Francés

    Subtítulos: Español

    Sinopsis : Cédric Klapisch regresa a las cines con Nuestra vida en la Borgoña, una historia familiar sobre tres hermanos enmarcada en los viñedos de la Borgoña. Hace diez años, Jean dejó atrás a su familia y su Borgoña natal para dar la vuelta al mundo. Al enterarse de la inminente muerte de su padre, regresa a la tierra de su infancia. Allí se reencuentra con sus hermanos, Juliette y Jérémie. Desde la muerte de su padre al comienzo de la vendimia, y en el espacio de un año al compás de las estaciones, estos tres jóvenes adultos recuperarán su fraternidad, evolucionando y madurando al mismo tiempo que el vino que producen.

    Notas de prensa: "Una mirada penetrante y tierna en una saga familiar (...) encarnada por unos carismáticos intérpretes" ( Le Parisien ) ; "El director de 'Las muñecas rusas' vuelve al ritmo de las estaciones (...) y ofrece una excelente cosecha dentro de su filmografía" ( 20 Minutes )

    Notas de producción: Pio Marmaï (Vendeur), Ana Girardot (La próxima vez apuntaré al corazón), François Civil (Objetivo: París), Jean-Marc Roulot (Un peuple et son roi) y María Valverde (Across the River and Into the Trees) son algunos miembros del reparto de esta tragi-comedia que dirige Cédric Klapisch (Nueva vida en Nueva York).

    Notas del director: ( CÉDRIC KLAPISCH ) "Lo cierto es que estuve a punto de hacer esta cinta antes de Nueva vida en Nueva York. Tenía ganas de hacer una película sobre el vino desde 2010. Ese año, me puse en contacto con algunos viticultores que conocía. Nunca había estado en una vendimia y sentía curiosidad por ver cómo era. Me dije, sin saber muy bien por qué, que podía ser el tema de una película. Y Jean-Marc Roulot me dejó que hiciera fotos durante su vendimia. Después, me dije que tenía que observar atentamente el cambio que experimentan los paisajes con el paso de las estaciones. Durante los seis meses siguientes, hice viajes de ida y vuelta a Borgoña para encontrar un árbol. Ese árbol ideal que pudiese contar el paso del tiempo y el ciclo de las estaciones. Me encontré con Michel Baudoin, un fotógrafo que conocía los viñedos de Borgoña. Fue él quien me ayudó a documentarme. Al final elegimos dos cerezos: uno en Meursault y otro en Pommard. Después tuvimos que encontrar el encuadre adecuado, el buen objetivo, y la hora adecuada para fotografiarlos. Michel aceptó el reto y durante un año fue a fotografiar cada semana estos dos árboles y siempre a la misma hora... Cada vez, hacía una foto y grababa una película de un minuto. De esa forma hizo 52 fotos/planos de estos dos árboles en medio de los viñedos."